Iluminación “de andar por casa”

Los que ya me conocéis sabéis que no soy nada fan de los flashes o de la luz artificial (el sol es mi pastor… nada me falta), pero bien es sabido que en las largas épocas invernales algo hay que hacer si queremos seguir haciendo fotos a pesar de las limitaciones de tiempo en cuanto a horas de luz, así que, para los que no tengáis un dineral que gastaros en flashes, ventanas, reflectores y demás, os voy a dar algunos trucos para usar las luces que tengáis en vuestra casa o que sean asequibles para poder seguir trabajando con ellas.

El flexo

Un flexo es algo que todos tenemos en casa, por lo general suelen dar luz muy cálida y dura, lo que nos dará una luz focalizada que cree sombras oscuras y contrastes altos, podemos hacer algún difusor casero para evitarnos esto o sacarle partido:

Imagen

Imagen

Estos son dos ejemplos de sombra oscura y luz dura que puede darnos un flexo. A veces las sombras no son deseadas, pero en estos casos le aportan a la imagen un extra de fuerza y dramatismo, así que viendo los resultados, podréis usar un flexo si buscáis una situación lumínica parecida.

Las bombillas clásicas 

Todos tenemos lámparas en casa, lámparas de techo, lámparas de pie… cuya iluminación generalmente es amarilla o anaranjada, o puede que algo más blanca si la bombilla es de bajo consumo, pero todas suelen ser cálidas, podemos contrarrestar esto desde nuestra cámara con un balance de blancos en modo tungsteno (que suele tener el símbolo de una bombillita) o, si tiramos en RAW podemos modificarlo luego desde programas de post-producción.

Según el tipo de lámpara que tengamos, nos dará una luz más difusa o nos dará una  luz más focalizada, debemos conocer las luces que tenemos en nuestra casa y el efecto que tienen sobre las superficies y las sombras que crean, una vez hecho esto, podemos experimentar con ellas:

Imagen

Imagen

Aquí os dejo dos ejemplos de las luces que tengo en mi casa, la primera más difusa (ya que es de bola de papel) y la segunda más focalizada. Cada una teniendo su encanto.

Luces de navidad

Aquí llegamos a unas de las luces que más me gustan a la hora de trabajar el retrato artístico en el propio hogar, hay muchos tipos de luces de navidad, blancas, de color, con formas, aleatorias, intermitentes… a gusto del consumidor! Hay muchas maneras de usarlas para obtener distintas funciones de ellas.

Podemos usarlas como panel iluminador de forma que nos den una amplia y difusa fuente de luz:

Imagen

Estas imágenes están tomada en raw, sin ningún tipo de retoque, la diferencia abismal entre ellas en cuanto a a la iluminación y al matiz cálido de la foto, reside en que en la pared tengo colgadas las luces de navidad de forma que creen una fuente de luz amplia y difusa, como se puede ver, a penas se crean sombras en el rostro ni grandes contrastes, pero la diferencia de la atmósfera es notable y es un buen punto de partida para el retoque posterior.

Aunque sin duda lo mejor de estas luces es que se puede ser muy creativo con ellas!

Imagen

Imagen

Imagen

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que se puede conseguir, deja volar tu imaginación 🙂

Luces independientes

Es probable que estas luces os suenen menos, yo las vi en Ikea hace un tiempo y decidí comprarme varias cajitas, no son muy caras, no recuerdo si 3 luces costaban unos 4 euros más o menos y siempre están bien, no sólo para la fotografía, sino como luces auxiliares en casa, dan una luz parecida a la que daría una vela pequeña, pero a cambio, son eléctricas. Son pequeñas y manejables, dan pequeños puntos de luz led que nos pueden resultar muy útiles a la hora de componer fotografías creativas. Algunas veces incluso, las uso dentro de farolillos para darle un toque más vintage a la foto.

Imagen

Imagen

Imagen

Velas 

Y como siempre, un clásico, no podemos olvidarnos del uso de las velas, a veces, nos pueden dar la iluminación por sí solas sin son muy grandes o si tenemos muchas, en otras ocasiones, quizá debamos tener una luz clásica de casa para darnos la iluminación general y que las velas estén creando ambiente, en cualquier caso, la luz de una vela, aunque sea simplemente para ambientar, siempre crea algo especial (eso sí, hay que tener cuidado, no sólo por el hecho de mantener las velas lejos de telas, cortinas y al tratar con fuego de no hacernos daño, sino también de la cera que pueden desprender y que luego es muy engorroso de limpiar)

Algunos ejemplos!

Imagen

Imagen

Espero que este post os sirva de utilidad y de inspiración a la hora de trabajar dentro de vuestra propia casa, que nunca se os olvide que podemos tener mil accesorios al alcance de la mano para trabajar con la fotografía! 😉

Profundidad de campo ¿Directa o en post-producción?

Voy a empezar este post con un ejemplo de mi foto de ayer, la 3/365

little things 3/365

Según wikipedia, esto sería la profundidad de campo:

Por profundidad de campo se entiende tradicionalmente en óptica, y en fotografía en particular, la zona en la cual la imagen captada por elobjetivo es nítida (es decir enfocada), de manera que en la fotografía que se realice, las personas y objetos que se encuentren dentro de esa zona aparecerán también nítidos.

Una definición más completa y exacta sobre la profundidad de campo sería : La profundidad de campo es el espacio por delante y por detrás del plano enfocado, comprendido entre el primer y el último punto apreciablemente nítido reproducidos en el mismo plano de enfoque.

Depende de cuatro factores: el tamaño del círculo de confusión (y por tanto el formato y el tamaño de la impresión, además de la distancia de observación y de la capacidad resolutiva de cada observador), la distancia focal, el número f y la distancia de enfoque.
La profundidad de campo depende por tanto de la distancia focal. Se ha dicho anteriormente que la distancia focal no varía, por lo que la profundidad de campo tampoco, siempre y cuando de cada formato ampliemos una copia proporcional, y las veamos, tengan el tamaño que tengan, a la misma distancia.

 Y diciéndolo de forma coloquial, enfoque de fondo y desenfoque de fondo con respecto a una figura que queramos tener enfocada en primer plano.

Hay varias maneras de conseguir un bonito desenfoque, ya sea con una lente que nos permita tener una distancia focal más restringida (como un 50mm a f1.8 o f1.4) o haciendo “trampita” en la post-producción para imitar este efecto.

Como los objetivos hoy en día están un poco caros, yo os voy a dar algunos consejos sobre cómo conseguir un bonito desenfoque en post-producción con Photoshop.

Lo primero de todo es que tenemos que tener clara cual será la figura principal y el fondo, porque después tendremos que separarlos.

Para separar la figura del fondo lo primero que debemos hacer es crear dos capas diferenciadas, una puede ser con toda la foto y otra la figura enfocada, o podemos separar simplemente el fondo en una y la figura en otra.

La mejor manera de separarlas es por medio de máscaras. Tenemos la opción de crear máscara en el ps, es una herramienta rectangular con un círculo en medio, veremos cómo vamos seleccionando las zonas que queremos porque el pincel las coloreará de un rojo-naranja fosforescente. Luego volvemos a dar al icono, o al icono que tiene al lado (depende de la versión de ps) y veremos cómo las zonas coloreadas se han seleccionado, también podemos invertir esta selección mediante el botón selección -> invertir.

Ahora debemos desenfocar el fondo sin que nos quede un efecto demasiado falso. Hay varias herramientas de desenfoque en el photoshop, yo he probado algunas, pero por ahora con la que me quedo para desenfocar en este caso es con gaussian blur, o desenfoque gaussiano.

¿Por qué elijo este tipo de desenfoque? Porque es más suave, prefiero aplicar el filtro varias veces y ver cómo va aumentando de forma gradual, que elegir una única aplicación del filtro con un desenfoque demasiado agresivo.

También podéis usar el desenfoque de lente, puede ser efectivo en algunas tomas, o incluso un desenfoque radial sin demasiado movimiento, pero sigo recomendando el gaussiano. De todas formas es el momento de probar!

Después de hacer la separación y el desenfoque, es ideal que sigáis trabajando la foto con capas de ajuste, así, al llevar el mismo retoque, se irá unificando más la foto, sobretodo si el efecto no quedó tan “realista” como hubiera gustado. Aunque en este caso, quizá una buena forma de volver a hacer una composición más real de la fotografía sería difuminar los contornos de la figura del primer plano con la herramienta de desenfoque a poca opacidad.

Os dejo algunas fotografías en las que (a diferencia de la de arriba) llevan un desenfoque hecho en post-procesado. Si alguien decide probar esta técnica, os animo a que me dejéis por aquí vuestros proyectos!!

Imagen

Imagen

Imagen

Proyecto 365

Muchos de vosotros ya habréis oído hablar de este proyecto, tal vez muchos lo hayáis intentado y otros aun no sepáis qué es, pero yo acabo de iniciar uno y os voy a contar un poco a qué se refiere.

Un proyecto 365 días trata de hacer una foto cada día durante un año. Parece simple como idea, pero son muchos días y muchas fotos y puede resultar tedioso, complicado y a veces bastante duro.

Hay muchos tipos de 365, puedes hacer unos sencillo en el que te permitas hacer una foto cada día de cualquier cosa, retratos, fotos callejeras, paisajes… un poco de todo y luego podemos encontrar los 365 temáticos. El más popular es el 365 de auto-retratos. Así muchas personas se retratan durante un año entero para poder ver los cambios reales que hay en ellos durante ese tiempo. Hay personas que se dejan crecer el pelo durante un año, que atraviesan algún cambio en su vida como un cambio de residencia, de trabajo, viajes… para tener constancia de la evolución.

En mi caso he iniciado un proyecto de 365 sobre la belleza de las cosas pequeñas, de lo cotidiano, por ahora voy por el segundo día y éstas son las fotos que tengo subidas en flickr (en el flickr alternativo que me he hecho para este proyecto.

ImagenImagen

El mejor consejo a la hora de emprender un proyecto como este (o un 52 semanas) es mantener alta la motivación. Compartir el proyecto con otras personas que estén en él o iniciarlo junto a alguien puede darte un empujoncito en esos días en los que no se te ocurre qué cosas fotografiar.

Hay muchos lugares en internet donde puedes ver ejemplos de 365 de otras personas, también en diversas redes, como en flickr, podemos encontrar grupos donde hay otras muchas personas que lo están haciendo donde puedes inspirarte.

También es importante no ser excesivamente exigente con uno mismo, lo ideal sería hacer una fotografía al día, pero todos tenemos días más complicados, más ajetreados, o donde por complicaciones técnicas no podemos hacer una foto. Para estos días es de gran ayuda tener algo en nuestro archivo que cuadre con el proyecto y que podamos incluir para no perder la linealidad del proyecto o, simplemente, esperar y retomarlo después de unos días cuando las condiciones sean más favorables.

Si alguno de vosotros ha hecho, está haciendo o quiere comenzar un 365 os animo a que me lo dejéis por aquí!

http://www.flickr.com/photos/94627325@N03/

Aquí os dejo la cuenta de flickr donde lo voy a hacer, ya os iré subiendo las fotos una por una y contandoos las pequeñas historias y los trucos que use en cada una de ellas! Espero que os guste!