Sesión Coralie y los leds

Muchos sois los que me habéis preguntado sobre la iluminación en la sesión de Coralie, os voy a contar un poco la serie de catastróficas desdichas por las que pasamos ese día y a daros algunos consejos de iluminación.

Ya hice una entrada de ‘iluminación de andar por casa’ con las iluminaciones sencillas que suelo utilizar en mis sesiones, pero en aquel entonces no tenía las luces led que ahora sí tengo para poder hacer unas fotos diferentes. 

Estas luces led son una tira adhesiva con leds muy pequeñas que he pegado a lo largo de mi cama (que es de forja) tienen un mando para encenderlas y apagarlas y diferentes combinaciones de colores (hasta 65) y no me costaron más de diez euros.

 

Imagen

Aquí tenéis una foto de cómo tengo montado el set con las luces y de cómo es el mando.

El día de la sesión pasó todo lo que podría pasar. 

Yo tengo iluminación en casa de muchos tipos, pero ninguna profesional ni de suficiente magnitud como para montar un estudio fotográfico, así que voy improvisando con las que tengo aunque contando siempre con la luz natural. Por desgracia, este día, Coralie llegó mucho más tarde de lo esperado y además se nubló, se nubló MUCHO, las dos nos empapamos en nuestro viaje desde el metro hasta mi casa. Así que al llegar nos encontramos que no había prácticamente nada de luz natural, así que improvisamos un par de sesiones, aunque la que más me gustó fue la que hicimos con la iluminación led.

En la imagen también se puede apreciar que tengo un dosel, ese dosel fue el que nos ayudó a hacer esta foto

 

Imagen

En esta foto las luces no se aprecian tanto, pero fue gracias a la iluminación uniforme que dieron a través del dosel que pudimos conseguir hacer esta foto en la que como única fuente de luz teníamos los leds y el flash de la cámara (el integrado), gracias a las leds evitamos las luces duras y las sombras.

En esta otra fotografía 

Imagen

Sí podemos apreciar más la iluminación, sobretodo en los ojos de la modelo y en la sensación de ‘iluminación radial’ (para entendernos) en la que podemos percibir cómo la luz llega desde todos los ángulos evitando sombras indeseadas y dándole un toque un poco mágico al retrato.

 

Como os digo, es muy recomendable tener este tipo de luces a la hora de hacer fotografías, además, como van en una cinta adhesiva podemos pegarlas a cualquier objeto, mueble, pared… lo que queráis. Las hay de diferentes longitudes y pueden proyectar luz de diferentes colores, incluso luz cambiante.

Y como siempre, sabed que podéis hacerme todas las preguntas que queráis sobre fotografía, sobre retoque o sobre mi trabajo en fotografía, que estaré encantada de contestaros a las dudas en mi blog y además, si hacéis fotos siguiendo los consejos que os doy, estaré encantada de verlas y, por qué no, publicarlas aquí también.

 

😀

Anuncios