Vuelta al trabajo: el estudio en casa

Para todos los que, como yo, queréis trabajar desde vuestra casa, he decidido escribir este post. Principalmente por dos motivos, uno, que como llega septiembre me toca ponerme más en serio a volver al trabajo y dos, porque ahora que he conseguido montar mi pequeño estudio quiero compartir la experiencia y poder echaros un cable a todos los que queráis hacer lo mismo.

He pensado en actualizar más, contestar a vuestras preguntas e ir actualizando ahora que puedo trabajar con la fotografía tanto en exterior como en interior y tanto en mi trabajo artístico personal como en el trabajo para los bancos de imágenes.

Hace poco decidí dar el salto y dejar de utilizar “remedios caseros” para hacerme los fondos de fotografía, para utilizar distintas luces (que por ahí abajo tenéis un post de las que utilizaba) y pasarme a algo más profesional. 

Tenía un poco de miedo por el tema de los gastos, pero al final he conseguido hacerme un estudio bastante económico. Siempre es un poco arriesgado comprar por internet, pero yo he de admitir que compré todo mi equipo actual para el estudio en ebay, me costó unos 150-170€ en total (no lo recuerdo muy bien) pero por ese precio conseguí hacerme con tres fondos de estudio (verde croma, negro y blanco) de 2x3m  con sus trípodes correspondientes y dos focos de luz continua con ventanas de 125W, lo cual, a mi juicio, está genial para empezar.

Aquí os dejo unas fotos de cómo ha quedado todo (aunque todavía falta despejar mucho la habitación y hacer unas fotos más decentes, pero así de “andar por casa” esto es lo que ha quedado.2014-08-31 13.58.52 2014-08-31 13.59.10

 

Como veis aun hay cajas de cosas guardadasy mis bichetes y sus cosas siguen por ahí, pero es complicado poder tener en casa una habitación entera vacía para estas cosas, lo importante es poder montar algo que sea funcional, por las noches recojo los fondos y esa sigue siendo una habitación para el gato y en parte de almacenaje (aunque el menor posible).

También se puede ver que los fondos son bastante grandes, además de que lo realmente importante, en el caso de los fondos, es tener los trípodes, una vez que los tengáis podréis colgar ahí cualquier cosa, sábanas, mantas, retales… lo que sea y por el precio total, que no llegó a 80€ al final renta bastante.

Los dos focos fijos, la verdad es que hacen muy buen trabajo, yo estoy muy contenta con cómo iluminan, son orientables y pesan muy poco. Además yo, pensando un poco en el futuro, compré unos cabezales para las bombillas que convierten la capacidad del foco de poner una sola bombilla a poder poner 4 y aumentar así la potencia lumínica.

Si queréis los enlaces de las cosas que compré, preguntadme y estaré encantada de enseñároslas. 

Os dejo también la primera foto que hice para estrenar mi estudio:

 

14909278279_583ab76e55_b

 

Animáos a dar el salto, si tenéis unos pequeños ahorrillos esto os puede dar muchísimas posibilidades, ya no sólo para vuestro trabajo personal, sino para encargos para otras personas, fotografía de producto… espero que os haya gustado esta entrada y sobre todo, como siempre digo, que sea útil 😉

 

Anuncios